Get Adobe Flash player

ALIMENTACIÓN POR SONDA NASOGÁSTRICA ( Hay Video)

Alimentación enteral por SNG:
 
La alimentación por sonda nasogástrica consiste en administrar los alimentos a través de una sonda que se introduce por la nariz y que llega hasta el estómago. Se trata de una alternativa a la alimentación por boca y su objetivo es mantener al paciente de ELA en óptimas condiciones de hidratación y de nutrición.
Suele ser un paso intermedio entre la alimentación oral y la alimentación por PEG, ya que su utilización prolongada le puede ocasionar algunos problemas, tales como erosiones en el esófago y en las fosas nasales, además, resulta molesta para el paciente y antiestética.
La sonda se la pondrá al paciente una enfermera, que le indicará cómo mantenerla correctamente y le resolverá las dudas que surjan.
Cuando el cuidador realice maniobras de conexión y desconexión de la sonda, ésta se tendrá que pinzar para evitar la entrada de aire en el estómago del enfermo. Cuando la tenga conectada, también será importante vigilar que no se doble o acode y que no se obstruya, para lo que tendrá la precaución de triturar y diluir perfectamente los medicamentos que vaya a administrar por la sonda, sin olvidarse de introducir una pequeña cantidad de agua a continuación, acción que también deberá realizar al finalizar la toma de alimento.
La posición correcta a la hora de comer debe ser sentado o semisentado, así se evita que los alimento refluyan desde el estómago a las vías respiratorias. Esta posición se mantendrá al menos una hora después de haber comido. El alimento debe estar colocado a una altura mínima de 60 cm, por encima de la cabeza del paciente
La sonda nasogástrica debe fijarse con esparadrapo antialérgico e ir cambiando los punto de sujeción para evitar erosiones en la piel. La limpieza de la boca y de las fosas nasales periódicamente es fundamental para prevenir infecciones.
Recuerde: antes de administrar la alimentación debe asegurarse que la SNG no se haya desplazado, ya que introducir alimentos fuera del estómago puede ser peligroso para la salud del paciente.
La correcta utilización de la sonda y los riesgos que un mal uso conlleva, se los explicará su enfermera de referencia. Las pautas de uso, aunque son sencillas, es importante seguirlas con rigor, un mal uso de la sonda podría originarle al paciente una aspiración pulmonar y una neumonía aspirativa.
Un método sencillo de comprobar la ubicación de la sonda es introducir el extremo de la misma en un vaso con agua. Si burbujea, es posible que se encuentre en las vías respiratorias, en cuyo caso no debe introducir alimentos ni líquidos por PELIGRO DE ASPIRACIÓN, si no burbujea, proceda a aspirar con una jeringa para comprobar que lo que sale es contenido gástrico.

Aunque el método más fiable para asegurarse que realmente la sonda está en el estómago, consiste en introducir 10 ó 20 cc de aire a presión con una jeringa por la sonda y comprobar la entrada del mismo al estómago, para lo que se necesita un fonendoscopio que se colocará a nivel del epigastrio, debajo del esternón.

                                                Click En Link

https://www.youtube.com/watch?v=RSNma-qlhic 

Todas las notas: