Get Adobe Flash player

EL SINDROME DE LA ABUELA ESCLAVA

alt

 Todos conocemos casos de abuelos dedicados a la crianza de los nietos desde muy pequeños y con los que pasan muchas horas al día. Realmente su papel es reforzador del padre que no está durante el día. Pero, ¿hasta que punto es aconsejable echar mano de ellos para cubrirnos estas necesidades? Tendríamos que valorar los pros y los contras que supone para estos abuelos encontrar de repente una nueva ocupación que no les corresponde.
Muchas veces se da por hecho que los abuelos están satisfechos con el cuidado de los nietos, sin embargo, no se tienen en cuenta cuales son sus necesidades y si realmente están dispuestos a aceptar su nuevo rol. A veces no les queda otro remedio ya que se dejan llevar por la imposición de los hijos o por su sentimiento de responsabilidad ante el cuidado de sus propios hijos, que se alarga a la edad adulta. En estos casos, ¿no será el hijo el que debe preocuparse por su bienestar y no su madre?

Todos nos volvemos cómodos y aunque veamos las necesidades sin cubrir de los abuelos, las solventamos con la excusa de cubrir las nuestras. Al final prima el egoismo más que el bienestar de los mayores.

No cabe duda que aquí cabrían muy distintas interpretaciones ya que también son muchos los abuelos que quieren cuidar de sus nietos y quieren entretener su tiempo libre con ellos a pesar de que sus hijos no lo aprueben o prefieran que disfruten de su jubilación. Todo va a depender de la personalidad de cada uno. El título de nuestro artículo va a englobar a la abuela o abuelo que sirve para todo y que da de sí para todo. Lleva su casa, la de su hija, cuida de sus nietos y además tiene ocio y tiempo libre. Desde luego este es un superabuelo. Pero ¿realmente existe o es una fachada de involucración que no es real?

Habrá casos para todo, pero lo importante es no olvidar donde empiezan sus necesidades y acaban las nuestras. El hecho de que un abuelo no se queje y parezca contento cuando está con los nietos no significa que tenga que asumir un papel que ya desempeñó en su día y que hoy por hoy no le corresponde. Una cosa es ayudar cuando se necesite y otra muy distinta es participar en todo. Más tarde vendrán los problemas cuando el niño haga cosas que el abuelo acepta y que los padres no, por ejemplo, o cuando el abuelo se crea en el derecho de opinar o disponer ciertas cosas. Será muy difícil que cambien el chip si pasan educando al niño la mayor parte del día, luego no podrás decirles que no opinen o que no se inmiscuyan, tú los metiste en estoy ahora no puedes darles de lado.

¿Cuáles pueden ser las característica del superabuelo?
A nivel psicológico, probablemente será una persona con falta de afecto o con necesidad de aprobación, de ahí que altruistamente y sin rechistar cuide de sus nietos dejando de lado sus verdaderas necesidades.
Seguramente lleva su papel de madre o padre hasta el último extremo, involucrándose en el cuidado de los hijos incluso cuando son adultos y ya no lo necesitan.
A veces tienen una necesidad de sentirse útiles para alguien ya que se han jubilado y no están en activo. El tiempo libre lo cubren con las salidas al colegio a por los nietos, hacerles la comida, etc pero sus necesidades no están cubiertas en muchos de estos casos. Un abuelo tiene la necesidad de charla rcon otros de su edad, de compartir experiencias, de ser mimado y querido por los suyos, de tener ocio y tiempo libre que no tuvo en otras épocas, necesidad de tranquilidad y sosiego para llegar a la vejez en mejor estado y más cuidado. El desgaste de los niños no les beneficiará en sus problemas de salud.
Otros tiene la necesidad de seguir organizando su vida y de seguir tomando decisiones importantes que involucren a otras personas, de ahí que se involucren demasiado en la educación y cuidado de nietos. Algunos hasta hablan con profesores y tutores, los padres no existen para el colegio y son los abuelos los que acuden a eventos, charlas, reuniones, etc.

¿Cuáles son los refuerzos que obtienen estos superabuelos, qué sacan a cambio?
Sobre todo sentirse útiles, no aceptar la jubilación como una losa. También consiguen la comunicación con los pequeños que siempre es divertida y atrayente por sus pequeños detalles. Se mantienen entretenidos con travesuras. Pueden exponer sus andanzas e historias de juventud y serán escuchados por los pequeños como en un cuenta cuentos.

¿Cuáles son las cosas negativas que les pueden aportar?
Desde luego, una dependencia excesiva de unas personas que a largo plazo retirarán su atención, lo cual les resultará muy difícil de aceptar. A medida que el niño crezca hará menos caso a los mayores, incluso le molestará que le ordenen y el abuelo se sentirá poco recompensado y querido, con lo cual se disgustará. Tampoco se responsabiliza de su jubilación y de cubrir su tiempo de ocio, con lo cual queda un vacío respecto a su generación que le costará cubrir cuando llegue el momento del abandono de los nietos.
No conocerá a personas de barrio, no asistirá al hogar del jubilado, excursiones, etc El objetivo de vida de cualquier persona es mantener sus necesidades cubiertas, si lo hacemos así podremos ser felices. Está en la mano de cada uno el descubrir cuáles son estas necesidades y mantenerlas bien. Cada uno tendremos las nuestras, los abuelos también tienen las suyas y probablemente muy distintas a las de sus hijos y nietos, siempre que estén cubiertas podrán mantener la situación con alegría. Por otro lado si se ven inmersos en obligaciones y presiones entonces dejarán de lado su satisfacción personal y aquí aparecerán los problemas para ellos y el resto de la familia.

 

Otro punto a tratar es el nivel de responsabilidad que asume cada uno. Cuando nos hacemos cargo de una situación como meros cuidadores u observadores sin responsabilizarnos de los problemas y consecuencias, nuestra psique se mantendrá equilibrada y serena. Sin embargo, cuando tenemos que responsabilizarnos de determinadas situaciones o problemas, entonces, ya no resulta tan gratificante y al cabo de un tiempo nos frustraremos.

Echemos mano de los abuelos sólo cuando sea necesario y dejémosles que se organicen su vida de jubilados para que puedan satisfacer sus necesidades de tranquilidad y sosiego en esta época.

 

Todas las notas: